Usualmente pensamos que el nombre es algo fácil de crear, que lo puede crear uno mismo o encargárselo a un amigo o familiar, en ocasiones preferimos tomarlo de algún lugar que vimos mientras caminabamos o traerlo desde un viaje lejano que hicimos, veamos que dice la experta Alina Wheeler en su libro Designing Branding Identity

  1. NUEVA EMPRESA Ó PRODUCTO

Estoy empezando un nuevo negocio y necesito material de presentación y un sitio web.

Estas desarrollando un nuevo producto y necesitas el nombre, logo y concepto de marca.

Estas desarrollando una institución sin fines de lucro.

Aumentar tus ventas, una campaña publicitaria necesita su propia identidad visual.

Necesitamos obtener capital de inversión, aunque no tengamos nuestro primer cliente.

Estamos próximos a ser públicos online y offline.

2. CAMBIO DE NOMBRE

<span data-metadata="“><span data-buffer="“>Nuestro nombre ya no refleja quiénes somos ni los negocios en los que estamos involucrados.

Necesitamos cambiar nuestro nombre debido a un conflicto de marcas registradas.

Nos fusionamos

Nuestro nombre confunde a los clientes.

Nuestro nombre tiene connotaciones negativas en los nuevos mercados en los que estamos incursionando.

3. REVITALIZAR UNA MARCA

Queremos reposicionar y renovar la marca a nivel global.

Estamos expandiéndonos a nivel global, necesitamos ayuda para ingresar a nuevos mercados mundiales.

Queremos atraer a un mercado nuevo y adinerado.

Nuestras acciones han perdido valor.

Necesitamos comunicar de manera más clara quiénes somos.

Ya no estamos en el negocio en el que estábamos cuando fundamos nuestra empresa.

Nadie sabe quiénes somos.

Fuente: Alina Wheeler. Designing Brand Identity

Posted by:Angie Saravia Gigante

Diseño gráfico de Branding y registro de marcas